jueves, 9 de abril de 2015

Mi primer concierto

Fue hace tanto pero estas cosas no se olvidan fácilmente, son experiencias que marcan tu vida, llenas de emoción, un poco de aventura y ser parte de una historia que irás recordando cada reunión, cada vez que escuches aquella canción.
Bueno en 1992 estaba en el colegio y mis gustos musicales si bien estaban casi definidos, aun no me metía de lleno en la música.
Mi padre fue el primero que me enseñó la música, el era mas de The Beatles y menos de los Rolling Stones, aunque a veces agarraba la guitarra y le salía alguna melodía de los Rolling, pero sus gustos para mi suerte eran el rock, el tango, criollo, y algunas melodías muy bien estructuradas, la salsa era para bailarla en alguna fiesta seguro, pero para ir de viaje siempre nos acompañaban melodías como Radar Love de Golden Earring, que le costó muchísimo encontrarla en la radio para grabarla, se combinaban luego con Los Doltons o Los Saicos, de pronto sonaba Iron Butterfly entre las canciones de The Beatles que nos sacudía despertándonos con sus canciones.
Toda esta mezcla de rock pop que escuchaba mi padre aunado con las preferencias de un par de amigos del barrio y otro par del colegio por el heavy hicieron que mi corazón bombeara sangre rockera. Así fue que cuando anunciaron el concierto de Ian Gillan, cantante de la mítica Deep Purple, mis ojos se iluminaron y esperara el día de ventas de entradas aunque sólo alcanzara para la mas misia (barata) que era en tribuna, radio doble9 anunciaba con música de fondo de Depp Purple, obviamente Smoke on the Water, la venta de las entradas en tiendas Phantom, aquella mítica tienda en donde solo entraba a ver los títulos de las canciones para luego hacer mi lista y grabarlas en cassette a tres cuadras (calles) mas allá, en el pasaje Los Pinos de Miraflores.
Con permiso de mis viejos, y con la gran compañía de mi hermano del alma Fabricio iría al mítico concierto un 29 de Mayo del 92, mi amigo del barrio, el Poggi le decían, apodo que se lo ganó debido al apellido de un psicólogo loco (él también estaba algo mal de la cabeza), también iría al concierto, pero ya tenía varios conciertos subterraneos en su lista.
Ese día salimos del colegio y apenas comimos de la emoción y fuimos directo al coliseo Dibos de San Borja, el padre de Fabricio nos llevó en su carro (coche) y tras varias advertencias de como comportarnos nos dejó en la avenida Aviación con Primavera, caminamos y ya había gente haciendo cola, sinceramente no nos dimos cuenta que gente era, solo se dibujaba una sonrisa en nuestros rostros.
Luego fuimos teniendo momentos de lucidez y nos percatamos de la gente que había a nuestro alrededor, era de lo mas curiosa por decir lo menos, el estereotipo de metalero pelucón con cadenas, su chaqueta de cuero y caminando como balanceandose de un lado a otro para que su cabello luzca mas, lo mas curioso era la amistad y camaradería que había, tanto nos hablaron de lo peligroso que era juntarse con "ese tipo de gente" y era todo lo contrario, incluso sacaron una manzana y la repartieron como si se tratase de una tribu pero en buena onda, conversamos algo de música e incluso brindamos con vino, junto a ellos había gente de otra generación hablando de la música que toda mi vida había escuchado gracias a mi viejo y amigos.
De pronto apareció alguien demasiado eufórico y discutiendo con otra persona, era mi amigo Poggi con "el pato", otro personaje  medio loco ya fallecido de mi barrio, quien iba a pensar que iba a tener algunas otras historias con el; bueno el Poggi se coló gracias a nosotros con la promesa de unas chelas.
Al fin entramos, nosotros estábamos en tribuna lejos del escenario, sin embargo aprovechamos un descuido de los de seguridad y vimos que mucha gente empezó a colarse a la pista (ver segundo video) y con Fabri nos miramos y con tan solo una sonrisa decidimos hacer lo mismo, cuando bajamos tras un abrazo y la música de "Los Perros", grupo de rock peruano, empezamos a disfrutar de una noche de rock inolvidable, nos encontramos abajo con el Poggi quien nos pidió que le hiciéramos "patita de gallo" (aupar, entrelazando los dedos de la mano para que apoye un pie y se impulse hacia arriba) para tirarse encima de la gente, ahi aprendí algunos términos aparte del conocido "pogo", también el mosh, headbanging y stage diving. Fabricio se sacó el polo y empezó a desatar toda su energía en el pogo, yo me mantenía al margen aunque algún empujón tuve que meter para sentir esa adrenalina en mi cuerpo.
Tras Los Perros, el segundo telonero fue un grupo de un ex menudo, que sinceramente no tiene mayor importancia, muy malos, bajando el nivel después de un buen comienzo con Los Perros.
Hasta que al fin era hora del maestro Ian Gillan, espectacular comienzo con Dancing nylon shirt part2, siguiendo con un potente dirty dog para luego tocar la primera de Deep Purple, Black Night, pasando por varias propias y algunas de su antiguo grupo terminó con un muy esperado Smoke on the Water.
Semejante sensación quedó impreganda en mi alma y corazón, lamentablemente no llegaban muchos grupos o cantantes de ese nivel en aquella época.
Dicho concierto fue comentado solo en algunos diarios, se notaba la ausencia de conocimiento de que habíamos estado ante la historia del rock. Uno de los pocos que comentaron el concierto fue el gran Julfito en su columna del Chesu, con su característica narrativa me hizo recordar aquel día, incluso recorte dicha columna que debe de estar en algún cajón de mi casa de Olimpo.
Bueno y así fue como comenzó el gustito por ir a los conciertos, aunque recién en España pude disfrutar eso de ir temprano para estar en primera fila, comer algún bocata, tomarse unas cervezas, recordar canciones con la gente de la cola, y estar con los mejores lo mas cercano del escenario, sentir esa energía, es inexplicable y sensacional.
Gracias viejo, gracias amigos y gracias Ian Gillan.

Entrada del concierto

https://youtu.be/zLrTXJfgXm8


https://youtu.be/y13Z4dRCKso

martes, 30 de septiembre de 2014

Politiquería

Cuando se acercan los comicios, ya sean municipales, presidenciales, o a cualquier cargo político que se refiera, empieza el debate en las calles y en la vida diaria, quieras o no te conviertes en parte del sistema electoral y terminas inmerso en la política, así pienses y estés convencido que todo apesta y es corrupto, terminas hablando del tema e inclinando la balanza por algún candidato.
Recuerdo claramente cuando fue la primera vez que se me pusieron los pelos de punta al ver como podían unas elecciones influir tanto en las familias que hasta los hijos terminaban opinando, y fue en el colegio, en el 84 cuando se preparaban las elecciones presidenciales y en mi aula empezó un debate improvisado, no recuerdo ni el como ni el por qué, pero terminó con la mayoría de niños gritando a favor del APRA, a favor de Alan García, estoy seguro que ninguno de nosotros pensaba que aquél hombre de verbo florido, cuya juventud cautivaba y que utilizaba la ideología de Haya de La Torre para enamorar hasta al mas derechista sería el mas indicado para gobernar nuestro país, nosotros tan sólo unos niños ya estábamos en la política por nuestra familia , increíblemente pasaron tres años y todos mis "compañeros", nunca mejor dicho ya que así se hacen llamar los apristas, negaban que su familia haya votado por Alan y repudiaban al APRA, y los que seguíamos a favor y me incluyo, callábamos por miedo al bullying político infantil.
Que si ese gobierno fue bueno o malo, es discutible, lo que si tengo claro es que luego este mismo presidente, perseguido por el dictador Fujimori (recordemos que dio un golpe de estado, bien o mal también es discutible) tuvo un segundo gobierno, nuevamente movió a las masas y pudo convencer que era la solución a los problemas del Perú, un gobierno corrupto destruyó lo que era la ideología aprista, sin duda una mala opción y una decepción.
En fin, a lo que iba, desde nuestra infancia estamos metidos en la política, en el Perú votar es un derecho y también un deber y es obligatorio, en España es voluntario, no tengo claro que sea mejor, acá en España mucha gente habla de lo mal que hacen las cosas el bipartidismo pero esos mismos que hablan mal no van a las urnas es decir si no los obligan como en Perú jamás se sabrá su voluntad, pero luego ves las encuestas en Perú en épocas de elecciones y te das cuenta que la gente vota al mal menor, es la historia de siempre, votamos al que pensamos menos daño le puede hacer al ciudadano, ahora último con el pensamiento de "roba pero hace obra", uno se queda boquiabierto, es decir no es que votes porque le creas al presunto ladrón su inocencia sino que sabes que es culpable pero con tal que te de lo que quieres votas por él, cómplices de un robo, increíble.
Pero particularmente me gusta el debate político, me gusta escuchar los argumentos de todos los candidatos y sus seguidores, y me doy cuenta cuanto fanatismo puede haber, aquél que expone sus ideas sin dejar hablar a los demás, el que tiene una sola verdad, cuando lo que el otro argumenta es siempre una falacia, cuando lo que el otro propone siempre es malo, cuando no se reconoce las obras del adversario, cuando no reconocen sus logros y éxitos académicos, el menosprecio hacia el adversario, el ataque antes que la argumentación, todo esto lo puedo ver en los fanáticos.
¿Que retal de mi vida es el de este relato? pues prácticamente toda mi vida desde que tengo uso de razón, pero si tengo que destacar algún momento cívico mas que político, fue cuando fui miembro de mesa, secretario para ser exacto, días antes fuimos a una charla donde nos indicaban como era el funcionamiento del proceso electoral. Ese mismo día muchos se abastecían de alcohol ya que había la llamada "ley seca" es decir no se podía vender ni consumir alcohol, irónicamente parecía que la gente consumía mas alcohol el día de las votaciones. El día de las elecciones llegué en mi moto, el ejército vigilaba el colegio en donde me tocó ese privilegio, yo iba con la esperanza de que alguna chica buena vote en mi mesa y así guiñarle el ojo y sacar algún teléfono, pero no fue así, tras varias horas compartiendo experiencias con dos totalmente extraños personajes, dos latas de atún, galletas y frugos (zumo de melocotón), se hizo el recuento con algún estúpido queriendo impugnar un voto porque se había salido milimétricamente el aspa de la casilla de votación, tras reírme de las ocurrencias que ponía la gente en los votos, algunos dibujos dignos del Chesu (periódico colección de entretenimiento y ocio semanal), ganó Alberto Fujimori por segunda vez, la verdad es que no me lo podía creer, aunque fue por muy poquito, el pueblo había dictaminado.
Algunos suelen votar por el que tiene mejor floro, el mas simpático, incluso el que les regala cosas, el que les promete lo imposible, hasta porque el que mas imitan, pero si pudiéramos escuchar que es lo que propone cada uno y como piensa realizarlo, otros serían los resultados.
En cada proceso electoral hacemos política, y talvez estemos equivocados en algunos conceptos, pero hay que defender nuestro pensamiento con argumentos, no caigamos en el fanatismo, escuchemos a todos que tienen que decir y proponernos, no cerremos nuestra mente a un par de opciones, recapacitemos y si tenemos que recular y cambiar nuestro voto porque otros argumentos han sido mas convincentes que el de nuestro primer candidato no hay que tener miedo y hagámoslo.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Decisiones : cuando otra vida depende de ello

Que difícil se nos hace afrontar la muerte de un ser querido, y a veces es imposible pensar en que esto va a suceder algún día.
Ayer después de mas de cuatro años en coma tras un STROKE (ICTUS), el que fuera cantante de Soda Stereo, Gustavo Cerati ha fallecido, creo que todos los que somos de latinoamérica conocemos quien fue y por estos lares (España) algunos no lo saben, fue un gran compositor y un ícono de la música latina en el género rock/pop/electrónico/dreampop/newwave o como quieran catalogarlo lo único que sabemos los que lo escuchamos es que tenía una gran habilidad compositora.
Pero ¿como una persona que tuvo un accidente cerebro vascular que lo deja en coma pudo haber estado mas de cuatro años vivo?, una pregunta que talvez para algunos sea tabú y controversial, pues pudo estar "vivo" conectado a una máquina, respiradores/ventiladores hacían la función de su cerebro y lo mantenían oxigenado y con signos vitales. Y es aquí donde entra la controversia, ¿quien decidió mantenerlo así por tanto tiempo? ¿por qué mantener a una persona en coma conectada a máquinas?.
Siempre comparto una parte de mi vida y de ahí el nombre de mi blog, y lo que voy a contar es bastante personal, pero tras la muerte de Cerati nuevamente me he hecho esas preguntas, de hecho es la familia quien decide tu futuro en una situación tan extrema, y hay que estar en dicha circunstancia para tomar la decisión mas adecuada en ese momento, pero ¿cuál es la decisión mas adecuada?.
Mi padre lleva muerto cuatro o cinco años, no recuerdo el año exactamente porque para mi es eterno, el día y el mes lo sé porque es el día anterior a mi cumpleaños sino también pasaría desapercibido, para mi es como si fuera ayer o como si estuviera tan solo en un viaje, talvez nos encontremos algún día, en fin; sólo contaré el día que tuve que tomar aquella decisión, la más difícil sin duda de toda mi vida, era 21 de Noviembre llegaba al hospital y me hice presente en UVI donde se encontraba mi padre ingresado, salió mi colega y me dijo que la situación de mi padre era crítica y que teníamos que tomar una decisión, intubar y dejar a mi padre con ventilación artificial o dejarlo descansar en paz; muchas veces me había ocurrido esto en mi carrera profesional, yo estaba al otro lado haciendo la misma pregunta a la familia, todos ellos me decían casi las mismas palabras : "¿si fuera su familiar que haría doctor? o haga lo que crea mas conveniente", y tomaba la decisión en forma coherente analizando los pros y contras y tomando en consideración la calidad de vida futura del paciente; jamás pensé que llegaría el día en que yo fuera aquél familiar, y yo siendo médico, el mayor de los hermanos tenía que tomar aquella decisión.
Mi papá cuando no había caído enfermo decía que si algún día se ponía muy mal que no lo intubaran, pero cuando estuvo ya enfermo luchó tanto y me dijo que estaría luchando hasta que se agoten todas las esperanzas, asi que no sabía que hacer, lo hablé con mi madre y mi hermana, también médico, ellas lo tenían muy claro querían que lo conecten a la máquina, yo no lo tenía muy claro, la enfermedad de mi padre era pulmonar y había muy pocas posibilidades, pero cuando estás en esas circunstancias te dejas llevar por el corazón mas que por la razón, finalmente decidí que lo intubaran, que aquella pequeña y muy remota posibilidad mas nuestra esperanza y la fe de la familia ayude; pero tan sólo prolongamos su agonía, horas mas tarde salía el médico de UVI a decirme con términos médicos que no se podía hacer mucho mas, solo atiné a decirle que tenga un descanso tranquilo.
Entiendo perfectamente como médico y como familiar que ha pasado por dicha situación, lo que es tomar una decisión de tal magnitud, no somos perfectos, somos humanos y nos dejamos llevar por impulsos, a veces erramos, a veces decidimos por los demás, bien o mal lo hacemos por amor.

Paciente con ICTUS trasladado con ventilación asistida a hospital de mayor nivel, finalmente el paciente se salvó, esta vez la decisión fue correcta y el desenlace alegre



http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S0185-24502011000200015&script=sci_arttext

miércoles, 2 de julio de 2014

Ser entrenador es difícil

Estamos en temporada de mundial de fútbol, la gente vibra alienta a sus selecciones, algunos como nosotros los peruanos que no tenemos el placer de ver a nuestra selección desde aquél España 82, nos tenemos que conformar con alentar a alguna de nuestra agrado, en mi caso siempre ha sido Argentina, ahora también le voy a España, país en donde radico ya varios años, y en cada partido pues tengo mis preferencias, en fin, en las redes sociales aparecen los comentaristas y analistas deportivos, también los que van narrando el minuto a minuto, y los memes, ahora muy famosos.
Sin embargo en los equipos de fútbol hay una persona muy importante y que no se le da la relevancia que merece, aquél que cuando gana el equipo aparece entre sombras y cuando pierde tiene que estar al frente y aguantar los disparos, quien tiene que aguantar a las masas pidiendo su cabeza, el entrenador.
Ya en este mundial un Del Bosque que ha conseguido tantos logros con la selección española ahora es prácticamente enemigo público y otro como es Pinto, que tras ganar después de 18 años un campeonato para alianza era el mejor, pero luego empezó a perder y salió por la puerta de atrás, ahora triunfa con Costa Rica y aquellos que lo pifiaron sacan pecho y dicen el entrenó a mi equipo, así es la vida del entrenador un día en la gloria y otro en el infierno
Aunque no lo crean yo también he sido entrenador, así es, y es lo que les contaré en este relato. Fue a comienzos de este siglo cuando sucedió, mi amigo Carlos y yo practicábamos fútbol y entrenábamos en Campo Mar U (complejo deportivo en la playa del club Universitario de Deportes de Lima) e incluso con la autorización del cuerpo técnico llegamos a entrenar con el filial de la "U", el América de Cochahuay, tanto Carlos como yo teníamos experiencia entrenando en otros equipos menos exigentes, pero acá aprendimos mas cosas.
Pasó dicha temporada y Carlos me llamó y me dijo que una amiga le había pedido que entrenara a su equipo, mi amigo al escuchar equipo de mujeres aceptó inmediatamente, pero le faltaba un compañero en esta aventura, ese sería yo.
En Lima existe el Instituto Nacional Pedagógico muy conocido, en plena Panamericana Sur, ahí todos los años se realizaban unas "olimpiadas" y entre los deportes estaba el fútbol 7, así que entrenaríamos a las chicas de educación inicial.
Cuando llegué y me presentó al grupo, un par de ellas comentaron algo por lo bajo y sonrieron, yo no sabía de que se trataba, pero esas caras me parecían conocidas; y es que hacía un par de semanas había estado en la fiesta de cachimbos (recién ingresados al instituto) de mi amigo Fernando, el buitro, y estaba casi seguro que una de ellas era la chica con la que bailé un par de canciones y se tuvo que ir de prisa, pero yo no me atrevía a preguntárselo.
El primer día fue un arduo entrenamiento, nuevo para ellas, con ejercicios específicos y explicando, esta vez en pizarra, la táctica que usaríamos, algunas ya no querían seguir, pero comprendieron que si querían llevarse el oro tenían que esforzarse.
Tras el entrenamiento se me acercaron las dos chicas y me dijo una : "te acuerdas de ella?, es Lourdes", y yo tragando saliva, sonreí y serenamente dije el clásico : "ya me parecías conocida!, de la fiesta de cachimbos no?", haciéndome el desentendido, claro que por dentro decía por supuesto que me acuerdo de ti.
Llegó el día de las olimpiadas, y nuestra sorpresa fue ver que en el equipo de primaria había un conocido nuestro, su entrenador era un gran amigo, Luchito Rivera, por lo visto había estado entrenando al equipo de su hermana, el también es un conocedor del fútbol, los entrenamientos y tácticas, pero no sabíamos que tal serían sus dirigidas.
Nuestro equipo iba de naranja, no nos auspiciaba Fujimori por si acaso, sino que cada grupo tenía un color. Al salir al campo ya entrábamos ganando, el rival asustado viendo como calentaba nuestro equipo, parecían unas profesionales.
Fuimos venciendo a las rivales que iban poniéndose al frente, por otro lado Luchito, cigarrillo en mano, iba viendo como jugábamos, y él y sus chicas también avanzaban.
Llegó la final, sí, habíamos llegado a la final, tras cuatro partidos en donde aplastamos a nuestros rivales el oro estaba a un paso; por el otro lado el equipo de nuestro amigo, el eterno rival, las chicas de primaria, un partido muy intenso con patadas por encima de la cintura, codazos e incluso conatos de bronca, terminó el partido empatado y tenía que haber un ganador, así que nos fuimos a la tanda de los penales. Nuestra portera una niña muy simpática aunque a Carlitos le parecía un poco engreída, la presión la estaba matando, hablamos con ella y entre lágrimas se puso en la portería, como dicen algunos los penales es una lotería y esta vez nos tocó perder.
Luchito por un lado manteado y la gente coreando su nombre, y por otro lado Carlos y yo, solos sin que nadie nos agradezca haber llegado a la final.
Así es ser entrenador, si triunfas corean tu nombre y si pierdes te quedas sólo, bueno casi solo porque los buenos amigos siempre estarán a tu lado.
Ah, la chica que antes mencioné tenía enamorado, seis años juntos, pero la acompañé a su casa tras el partido y sorpresivamente me dio un beso, ahí acabó esa historia.

miércoles, 11 de junio de 2014

Y aprendí a cocinar…a comer !!!

Algunas veces me han preguntado quien me ha enseñado a cocinar o como aprendí a hacerlo, y simplemente no recuerdo, es algo natural, nunca he sido consciente que sabía cocinar, talvez por placer u obligado por la situación, alguna vez empecé y aún me gusta el cocinar.
Yo de pequeño recuerdo que la cocina de mi casa era territorio de los mayores, y sobretodo de mi abuelo Pedro, el se encargaba de hacer la mayoría de los almuerzos, conjuntamente con mi abuelita Matilde y mi tía Ana; mi madre oficinista tenía poco tiempo para ello, pero cuando se ponía a cocinar le salían exquisitas comidas, sin embargo el que se llevaba las palmas y creo que de ahí viene la vena cocinera y creativa era mi viejo, los fines de semana que podía se ponía a cocinar y era como salir a un restaurante, algo distinto al paladar, una sazón sencilla y sabrosa, y experimentaba con los sabores. Mi padre era visitador médico y acudía a varias cenas de presentación y/o promoción de medicamentos y recorría varios restaurantes y distintas sazones, luego iba a casa y trataba de imitar dicha sazón poniendo un toque personal preparando algún suculento plato.
Creo que de ver a mi padre como iba combinando sabores y disfrutando la cocina, me animó a preparar mi propia comida, y vagamente puedo recordar algún huevo frito montado sobre un arroz recalentado, luego unos tallarines a los que simplemente les añadía mantequilla, orégano, ajos, y huevo, tallarines a lo Edwin le dice mi esposa, aunque supongo que todo ya está inventado, pues así fui poniendo ingredientes y probando, no usaba medidas simplemente lo que me parecía.
Cuando llega el SERUMS, llegaría la hora de la verdad, ya que es una situación casi extrema, tienes pocos elementos para cocinar, una cocina con una hornilla a gas y poco mas, y de ingredientes los justos, casi todo enlatado pero comida que era lo mas importante, teníamos. Ahi pude recrearme con toda clase de platos basados en atún : en escabeche, a la boloñesa con tallarines, en tortilla, frito, con arroz, revuelto con hierbas, rellenando causa, etc; por suerte me iba a Lima una vez al mes en busca de provisiones y sorprendía al personal con algún ingrediente especial en cada viaje.
Justamente en el SERUMS cansados de la rutina, una semana de aquellas de intenso calor piurano nos avisaron que llegaría al pueblo donde me encontraba (Nangay de Matalacas), proveniente de la costa unos cuantos kilos de caballa, un pescado que lo salaban para que pudiera conservarse y llegar hasta la sierra. Ante semejante noticia, a mis compañeros y a mi se nos iluminaron los ojos y pensamos en lo mismo, en un ceviche picante acompañado de una cerveza bien helada, un amigo nos había llevado limón del valle de Tambo Grande, el mejor limón de todo el Perú, mi compañero obstetriz se había conseguido de un pueblo, a un par de horas a pie, ajíes limo y "pipí de mono" esos que pican bien, yo me había encargado de conseguirme las cervezas y cebolla de un huerto a media hora caminando, mi compañera técnica de enfermería traería yuca y cancha serrana, y la preparación estaba a cargo de su servidor, el médico serumista que ese fin de semana ejercería de chef maestro cevichero.
Llegó el fin de semana, y el camión con el supuesto pescado sólo traía malas noticias, por el camino para nuestra desgracia toda la mercadería había sido vendida incluyendo la tan codiciada caballa, realmente estábamos dolidos, sin embargo a una de las técnicas se le ocurrió una idea, si en vez de pescado usábamos pollo me preguntó, nunca lo he hecho pero por intentar, ya que teníamos todo pues lo haríamos.
Una señora del pueblo nos vendió un pollo, un inconveniente fue que estaba vivo, esto se solucionó rápidamente ya que Ení, la técnica, también sabía matar, pelar y destripar pollos. Cuando estuvo el pollo en condiciones, cogí sólo la pulpa, el pecho y lo piqué en pedazos muy pequeñitos, el resto de la preparación fue igual que la de un ceviche de pescado o mariscos, salvo que lo dejamos mas tiempo macerando con el limón, el resultado fue estupendo, evidentemente no tenía el gusto del ceviche de pescado pero la acidez, el picante y la sazón que le puse le dio un aprobado, y sobretodo el momento aquél disfrutando de la cocina y ver como disfrutan los comensales de lo que has preparado eso es muy especial, un momento que quedará paralizado en el tiempo.
Luego he ido haciendo mas comidas y viendo vídeos para saber como se prepara uno u otro plato y me divierte, pero te tiene que gustar esto de cocinar, tienes que disfrutarlo sino no lo hagas.
Como se habrán dado cuenta en mi relato, no es necesario ser rígidos en los platos, en la creatividad está lo bello de cocinar, un contratiempo me llevó a usar otro ingrediente y al final no salió mal, intenten cocinar y disfruten haciéndolo.





Foto : la famosa cevichada de pollo en Nangay junto con Guillermo Nieves y Anita



Foto : ceviche de pescado



Foto : Spaguetti con salsa huancaína acompañado de filete de res



Foto : Pollo al sillau con arroz y arvejas de guarnición


Foto : Parihuela







Foto : Solomillo de cerdo con Foie



Foto : Cevichada con patatas y cancha serrana de guarnición.
 Esta vez mi ayudante de cocina fue Omar Rivera, el chats.



Foto : Tacu-tacu de pallares con salsa de mariscos




Foto : Yo en plena acción en mi actual cocina

domingo, 18 de mayo de 2014

Ferias

Cuando en Perú escuchaba feria, al toque lo asociaba con la Feria del hogar, juegos mecánicos, stands con varias cosas para ver y sobretodo los conciertos que habían. Se encontraba ubicada en el distrito de San Miguel, en la avenida La Marina, donde ahora se encuentran unos supermercados, antes la llamaban la feria del pacífico aunque me parece que siguió siendo así y la del hogar un anexo a ella, se aprovechaban las fiestas patrias, fines de Julio y principio de Agosto eran las fechas para este gran evento.
En fin, a veces con mis amigos del colegio fuimos a aquella feria, tomábamos la 45, una linea de microbuses que pasa por Salamanca y después de un largo trayecto, llegábamos a dicha feria, nosotros aun adolescentes, íbamos en plan medio sano y nos subíamos a algún juego, y si había oportunidad de conocer a alguna chica, pues bienvenida sea. También para que me den permiso hasta mas tarde iba con mis primos mayores y me quedaba al concierto estelar, ahí pude ver a los Enanitos Verdes, la Orquesta Mondragon, Oscár de León, y a muchos mas. En un concierto de Servando y Florentino murieron cinco niñas asfixiadas, increíble que ese par de niñatos llevaran casi sesenta mil personas y las consecuencias fueron nefastas, otro que llevó gran cantidad de publico fue el fallecido Hector Lavoe, el cantante de los cantantes, uno sino el mejor salsero de todos los tiempos.
Bueno eso es un resumen de lo que yo tenía en mi cabeza cuando escuchaba la palabra feria, sin embargo el concepto cambió cuando llegué a España; aca las ferias son distintas, la mas famosa es la de Sevilla, pero la de Talavera de la Reina, que es donde vivo no se queda atras.
En Talavera hay dos ferias durante el año, una en Mayo con una antigüedad de casi 800 años, vinculada con el mercado de ganado, el día principal es el 15 que se celebra San Isidro labrador, ese día salen carrozas alegóricas también se pueden apreciar caballos con un paso elegante, carruajes, gente con trajes típicos de esta zona y otros con trajes andaluces, la fiesta se inicia un día antes con el pregón que lo hace algún ilustre talaverano, tras lo cual hay un espectáculo de fuegos artificiales, luego conciertos en un par de escenarios ubicados en dos plazas, la comarcal y la de la juventud. En la plaza comarcal hay diversos puestos o como suelen llamarse aca, chiringuitos con nombres de los pueblos aledaños, en donde venden comida para picar y bebidas tipo cerveza, rebujito, refrescos (gaseosas), tinto de verano (similar a sangría), etc. También en la feria existen mas casetas de agrupaciones (politicas, CGT, discotecas, municipal, etc) en donde se consume sobretodo alcohol. Por otro lado de la feria hay juegos mecánicos, además de la famosa tómbola, y juegos de destreza como tiro al blanco con escopeta, acertar al canasto, reventar globos con dardos, etc, y si ganas sueles escoger un peluche, existe un juego que me parece ridículo pero que veo que muchos chicos lo juegan, y es de dar un puñetazo a una "pera" que cuelga de un sistema mecánico y según la fuerza que lo hagas da puntos, ahi vez como tratan de demostrar su hombría algunos dándolo todo, hasta cabezazos he visto dar en ese juego. Por último, hay puestos de comida rápida en donde venden hot dogs, papas fritas, patata asada, kebab, hamburguesas, paninni, dulces (algodón, manzana caramelizada, garrapiñadas) y otros de comida mas contundente en donde no falta la paella, el costillar, chorizo, pollo asado, calamares, etc
Mi primera feria fue la del mes Septiembre, y se celebra San Mateo, jamás me imaginaba una feria así, cuando en el hospital, donde estaba haciendo la residencia (MIR) decían que se iban a las cañas, no tenía la mas mínima idea de que era eso. Justo un amigo mio, Angel, que estaba haciendo el MIR en Valencia me había venido a visitar, pero el tampoco sabía que era eso de ir a las cañas, sabíamos que tendría que ver algo con el alcohol, pero nada específico. El día de feria comenzó y nos fuimos a las cañas, pues era irse como al medio dia y empezar a beber con los amigos, y asi fue, bebimos, comimos, y en la noche para nosotros fue algo inesperado, había un concierto gratuito, por cierto a la feria se entra gratis, incluso a las casetas, en Sevilla hay casetas privadas que se entra con invitación, dicha la aclaración, empezó el concierto, un grupo para nosotros totalmente deconocido pero para la gente congregada ahi en esa plaza, que luego sabría que era la comarcal, eran ídolos, eso estaba a reventar, de pronto empezó a cantar un himno de un equipo de futbol, era el himno del centenario del Sevilla FC, ese grupo era El Arrebato, grupo de rumba-pop y flamenco muy conocido acá en España.
En otra feria pasó un episodio algo "raro" por no usar otra palabra, fue cuando entramos a beber a un local de una discoteca, éramos cinco amigos, y el "encargado" se negó a vendernos cerveza aduciendo que era un recinto privado y que ya no estaban vendiendo, cuando a vista y paciencia nuestra estaban haciendolo a nuestro lado, he de decir que no estábamos borrachos, ni haciendo bulla ni alboroto, pero a ese "señor" no le gustó nuestras caras latinas, asi que, no pasa nada nos fuimos a otro lado, luego le conté a la dueña de la discoteca lo sucedido, daba la casualidad que era una amiga, me dijo que era un jilipollas el individuo ese, y no se que acciones tomó.
Han habido otras ferias también inolvidables, como cuando gané un peluche de Stewie (personaje de padre de familia) para Moni, o cuando vino Fabri y me dijo que estaría en un escenario al próximo año, mientras nos tomábamos unas cervezas y veíamos y escuchábamos a Mago de Oz, en ese momento aún no tenía grupo mi buen amigo, su predicción fue acertada, o cuando nos emborrachamos con Stalin hasta tomarnos una foto sobre una ruma de vasos usados, o una famosa frase que llevó a la discusión entre mis amigos Angel y Fabri "me da igual", muy tipica de aca, pero que Angel no comprendía como podía darle igual quedarse o irse, en fin muchas cosas pasan en la feria, y se disfrutan, otras como la que conté son sólo anecdoticas sin importancia.
Ahora mi concepto de feria ha cambiado, y no hay feria que no vaya y me coma mi ración de costillas de cerdo con pulpo a la gallega, vea el pregón y sus fuegos artificiales, y me tome unas cervezas con unas alitas fritas, siempre y cuando las guardias me lo permitan. A disfrutar de las ferias!!!






Foto : San Isidro, el de la feria de Mayo

Foto: carruaje paseando por el recinto ferial

Foto : Peluche de Stewie de padre de familia, ganado gracias a mi puntería con los dardos


Foto : Con Fabri en el "martillo"

Foto : costillar, pulpo a la gallega y chelas, ya es un clásico


Foto : brasero con harta carne y grasa riquísima!!!

Foto : típico vestido de fiesta, aquí bailando un flamenquito


Foto : Las calles de la feria adornadas por vestidos andaluces
Foto : Previas (mini botellón) con Angel, Fabri, Christian



Foto : después del pregón, los fuegos artificiales

Foto : concierto de Saratoga

 Foto : concierto de Hombres G
Foto : la famosa discusión del "me da igual"
Foto : En plena juerga con Fabri, Stalin, Angel y Christian

Foto : Fin de fiesta, fin de feria...


lunes, 5 de mayo de 2014

Atraco a mano armada

Creo que todos nosotros hemos sufrido directa o indirectamente algún hecho delictivo, algún asalto o atraco, sobretodo las personas que se encuentran en Perú, es lamentable y vergonzoso admitirlo pero es la cruda realidad, Perú es un país peligroso, si bien es cierto no es como otros sitios en donde no puedes caminar libremente porque en cada esquina te puede pasar algo, pero el hecho de que todos tengamos una historia que contar que tenga que ver con algún asalto es suficiente para decirlo, creo yo.
Bueno como algunos sabrán mi barrio, aquél Olimpo segunda etapa donde jugábamos en la pista fulbito con dos piedras como porterías, en donde crecimos hasta beber en la esquina acompañados por historias infinitas que nos hacían amanecernos sin temor a nada, pues aquel barrio en donde crecí se ha vuelto un poco peligroso, no digo que sea un barrio en donde no puedas salir a la calle, pero ya no es aquél barrio que les contaba, ahora puede que estés en la esquina con tus amigos y bajen de un auto y te atraquen con pistola en mano, o que pasees por sus calles y te roben el celular.
Esto se viene dando desde hace unos años, recuerdo cuando empezaban a pelearse algunos pandilleros en la esquina del barrio, eran de un colegio cercano a mi casa, aún se podía hacer algo y casi todos los días había que estar echándolos, pero de ahí no pasaba, llegaba el serenazgo (policía municipal) y por lo menos disuadía. Ahora ya no hay tanto personal de serenazgo o al menos ya no pasan tan seguido como antes, y que decir de la policía que a pesar de tener una comisaría muy cerca la falta de efectivos hace que su labor sea limitada.
Hace unos días mi familia fue víctima de un atraco en la puerta de mi casa, me parecía increíble, pero era real, tres carros con cuatro personas dentro de cada uno, algunos encapuchados, como en las películas, espeluznante, alguno de ellos disparó no se si para amedrentar o querían hacerle daño a alguien, la policía llegó a tiempo, al parecer ya habían sido alertados de los sospechosos, y empezó una balacera en plena calle, el sentimiento que se tiene al escuchar y ahora al escribirlo es de rabia y frustración, y te preguntas que aportan a la sociedad estos malditos, porque son tan blandos algunos con ellos, no se dan cuenta del daño que hacen. Mi hermana estaba en shock, mi abuela con sus noventa y nueve años nerviosa incontrolable y mis sobrinos de tres y seis años en la escena, se encerraron en una habitación abrazados y llorando, el mayor se puso ropa de mi padre (ya fallecido) y luego dijo que así estaría protegido, toda esa escena en mi mente era tan surrealista, pero era cierta y había ocurrido y en el barrio donde me crié y en la puerta de mi casa.
En los años noventas cuando el terrorismo era lo que mas preocupaba, escuchaba a veces historias de atracos, de como a algún amigo lo habían asaltado cerca a un centro comercial quitando su reloj o sus zapatillas, jamas me imaginé que me pasaría a mi. Estaba estudiando en el británico, y mi padre siempre me dejaba en el cruce de las avenidas Javier Prado y Aviación, ahí pasaban "combis" que iban por toda la Javier Prado, y yo me bajaba en otra avenida, Arequipa. Mientras esperaba mi combi se me acercó un tipo de contextura delgada y con cara de estúpido, y me preguntó si estudiaba en el británico, claramente estaba mirando mis libros, no le hice caso y subí a la combi, el subió detrás de mi y se sentó a mi lado y empezó a contarme que era de Chiclayo (departamento al norte del Perú) justo cuando me dijo ello cambió de voz y trató de imitar el acento norteño, yo ya iba algo nervioso, sabía que era ratero y que me quería robar, no le dije donde bajaba, para bajar raudamente y que el esté desprevenido, así lo hice pero al cruzar la avenida los carros me jugaron una mala pasada y no pude hacerlo rápido y me alcanzó, es ahí cuando ya se puso rudo y me arranchó los libros, y es cuando me di cuenta que estaba entre la espada y la pared, podía correr e ir a la comisaría que estaba a media calle, pero el tenía mis datos en la tarjeta de la academia de ingles, nombre, teléfono, dirección; me tenía abrazado del cuello, aunque para serles sinceros y no es por dármela de valiente, a mis catorce años no le tenía miedo a ese sinvergüenza, a pesar de mostrarme un cuchillo de cocina que llevaba escondido en el pantalón, podía zafarme y correr, pero me preocupaba mis datos personales. Me llevó hacia un sitio apartado, una calle solitaria y me daba golpecitos con un dedo en el cuello, yo le quitaba la mano, y el me decía que no me hiciera el valiente que había un amigo suyo en la esquina, sabía que solo era mentira para meterme miedo, pero no lo tenía, me hizo quitar las zapatillas, y cogió mi billetera, y me devolvió mis documentos, le dije que se lleve los libros pero que con la tarjeta tenía que entrar al británico, así que me dijo que no me mueva que la dejaría en la esquina, así lo hizo, en cuanto la dejó corrió y yo tras el pero cogí mi tarjeta y ya era imposible ver por donde iba ese miserable, sinceramente juré venganza, aun tengo el recuerdo de ese día, y su cara grabada en mi mente, la venganza nunca es buena decían en un capitulo del chavo, pero de ese tío si es que lo veo envenenaré mi alma y me vengaré. Al llegar a casa, el taxista que me recogió, indignado con el maldito bastardo asaltante quería también que lo viera camino a casa para poder capturarlo, cuando mi madre y mi abuela me vieron sin zapatillas me abrazaron y echamos a llorar, yo de impotencia y ellas de saber que me podían haber hecho algo.
Todo acto de violencia debe de ser castigado con la mayor severidad posible, el mal recuerdo que nos deja es de por vida, y para los criminales es solo un acto mas y un triunfo mas en su vida delictiva, creo yo que las leyes son muy benevolentes con ellos, una vez puede ser un error, pero dos, tres o mas veces que hacen estas fechorías no tienen remedio, deben de ser mas rigurosos.
Por último, tampoco podemos vivir con miedo, debemos de estar siempre atentos y medir siempre nuestros actos, ser un héroe que se enfrenta a las balas puede ser bien visto en las películas, pero la vida es muy valiosa, no seamos héroes tontos sino héroes atentos a esos momentos de peligro.

domingo, 13 de abril de 2014

Bendita locura

En los barrios siempre hay personajes y lugares que son como muy caracteristicos, Salamanca y Olimpo no son la excepción, el loco sopa, el huachiman suave, la tienda de la burra, la fenecida tienda Lucha, la también desaparecida Cabañita, la canchita Prescott, la Olaya, la Apolo, la Zeus o la 24, etc. Hoy quiero hablarles de alguien que vive en mi barrio y que es casi un símbolo, al menos para mi lo es, es un personaje entrañable, se llama Fernando pero siempre el mismo se ha hecho llamar Quiroga.
Desde que tengo uso de razón Fernando ha existido en mi vida, en el día a día de mi barrio, el tiene esquizofrenia con cierto grado de retraso mental, sin embargo siempre se ha desenvuelto con total "normalidad" entre nosotros.
De pequeño recuerdo que a veces Fernando tenía brotes de agresividad y me daba un poco de miedo, mis padres supieron explicarme su enfermedad y a no temerle, cuando estaba tranquilo era una persona muy docil y tierna.
Fernando decía que era un gran portero, y daba la casualidad que el arquero de la selección de Perú de aquel entonces era el "loco" Quiroga, no se si el apodo se lo pusieron por lo que el se creía portero o por lo de loco pero se quedó con ese chapa (mote) hasta ahora. Además Fernando le gustaba mucho el futbol y quería intervenir en el juego y lo hacía como árbitro, el iba a las canchitas (campos) de fulbito con su silbato y sus tarjetas en el bolsillo, a veces eran calendarios, y se ponía a "arbitrar", a veces lo tenían que echar de la cancha porque estorbaba.
Mi primo Lucho es diez años mayor que yo y el con sus amigos le gustaba "molestar" a Fernando y lo "premiaban" con insignias imaginarias de buen árbitro y se las ponian en el hombro, recuerdo que loquillo, vecino y amigo contemporaneo con mi primo, se las ponía y mi primo se las quitaba sólo por enfadarlo, hasta que un dia se suponía que mi primo tenía sus insignias en el bolsillo y Quiroga lo persiguió con una piedra hasta mi casa, mi primo abrió pronto la puerta de madera y la piedra cayó en ella haciendo una rajadura, luego tocó el timbre y le dijo a mi abuelo que mi primo tenía sus insignias y que se las devolviera, Lucho salió de un tirón de orejas y se las volció a "colocar" en su hombro.
Hubo una anecdota que la recuerdo con mucha pena, estábamos jugando fulbito en la pista los mas pequeños del barrio y Fernando estaba arbitrando, de pronto llegó unos tres o cuatro chicos de dieciseis años mas o menos y se pusieron a fastidiar a Fernando y como el no les hacía mucho caso, uno de ellos le dio con un palo en la boca, y Quiroga se puso a llorar como un niño, nosotros nos acercamos, justo después llegó loquillo y nos preguntó que había pasado, y junto con el, mi amigo y vecino Miguel, y sinceramente no recuerdo quienes mas, fuimos a la casa del infeliz que le había dado con el palo, loquillo le dijo de todo y le dijo que no le pegaba porque no era abusivo como el, pero que no se le ocurriera volver a tocarlo porque Fernando era como el patrimonio del barrio, le hizo pedir disculpas y Fernando pudo secarse las lágrimas de impotencia, un gran gesto de loquillo.
Fernando ha seguido en el barrio con su alegría, generación tras generación, yendo a comprar el pan y la jamonada a la panadería de Calitos, haciendose invicible con su gorra de invicibilidad, fastidiando a Carlitos, el picón, con su canción de los Beatles ocoooonoooo picón may, haciendose pasar por el suuuuumo, emocionandose cada vez que ve a mi madre y le dice mamá y se acerca a saludarla, y arbitrando en la Olaya y la Apolo.
Bendita locura la que tienes Fernando y gracias por existir en mi vida y en mi barrio, espero que cada vez que llegue al barrio sigas ahi para que me recibas con tu sonrisa y me digas "Ewin hola amigo como estas?".

domingo, 6 de abril de 2014

Disfrutar en bicicleta...

Leia en el Facebook como un amigo contaba como se había sacado la "chochoca", palabras textuales, manejando su bicicleta, y aprovechando que mi madre está por estos lares le pregunté como aprendí a manejar bici y mientras me iba contando iba recordando. Así pues, de pequeño mis padres me compraron una bici pero para que empiece a conducirla sin perder el equilibrio le pusieron un accesorio un poco denigrante pero necesario al inicio, eran unas ruedas pequeñas que se colocaban una a cada lado de la rueda posterior dándole estabilidad a la bici, antes de eso ya había hecho mis prácticas en triciclos y chachikarts (karts sin motor), bueno empecé con las rueditas y luego la clásica que te cogen la bici por atrás y te dicen que mires adelante que no te van a soltar y cuando menos lo esperas ya no te tienen sujeto y tu por dentro entre el miedo y alegría, entre las ganas de gritar "lo estoy consiguiendo solo" o "malos padres por que me han soltado!!??", piensas que ya lo has logrado, ahora puedes manejar sin rueditas y sin pedirle a nadie que te lleve.
Ya empecé a recordar aquella bicicleta modelo motocross que tenía, era genial, épocas en que podías salir y pasearte por Olimpo, Salamanca y barrios aledaños sin que pudiera salir un delincuente a quitarte tu mas que medio de transporte, tu diversión.
De niño nos juntábamos varios y nos íbamos a Salamanca a un pseudocircuito que quedaba en la cuarta etapa, y que se le conocía como Manchaycito, ya que en Manchay (poblado en Lima) quedaba un circuito de motocross, ahí nos divertíamos alucinándonos que éramos corredores de motos y dando saltos como los profesionales, alguno se llevaba tremendo golpe o como dice mi amigo se sacaba la chochoca, y en vez de ayudarlo terminabamos riendonos de su desgracia.
Seguramente recordarán mis amigos del barrio cuando jugábamos policías y ladrones pero en bicicletas, si mal no recuerdo había un "ladrón", habitualmente el mas veloz, al cual perseguíamos por todo Olimpo y Salamanca, metiéndose por sus numerosos parques y curvas, era alucinante, a veces al ser yo el mas pequeño, mi amigo Carlos o Miguel manejaban la bici y me llavaban en el timón o en el asiento, así sería mas fácil atrapar al "ladrón", que tiempos aquellos!.
Luego fui creciendo y la bicicleta me servía para conocer chicas, con mis amigos Carlos, Carlitos, el "barugo" y con mi primo Ivan, conocimos varias, pero dentro de nuestra inocencia de niños sin malicia las visitábamos, pero ya contaré mas detalles sobre nuestras pequeñas amigas.
Ya mas grande recuerdo cuando nos íbamos al cerro Camacho, ascendíamos a lo mas alto y de ahí en caída libre, la adrenalina a mil, una vez subí y mi bicicleta se quedó sin frenos y utilicé la planta de mis zapatillas como freno de emergencias, la puse en la llanta delantera y fue efectivo el método pero la suela tenía una brecha enorme a causa del desgaste que le ocasioné.
Recuerdo el día que viniendo del cerro Camacho, por la avenida Las Palmeras, yo ya tenía una bicicleta de carreras  y se me ocurre dármela de bacán (chulo), y empiezo a manejar sin manos, muchas veces lo había hecho, pero esta vez mi pasador (cordón) de mi zapatilla se enredó en la cadena porque se había salido y yo quise, sin manos, volver a encajarla con el pie, mi cuerpo se fue de lado, la bicicleta seguía andando pero yo como los jinetes en los caballos enganchado a la bicicleta, mi muñeca trataba de parar el sufrimiento, pero no de dolor sino de vergüenza, hasta que al fin caí, algunos autos se detuvieron a ver como estaba, felizmente no había celulares (móviles) en aquella época sino ya tendría un video en YouTube, talvez titulado "por dársela de bacán limpió la pista con la lengua" o algo asi, el resultado fue enrojecimiento facial agudo por la vergüenza y una cicatriz en mi muñeca que aún conservo.
El que es de Lima y por lo menos tiene mi edad, recordará las bicicleteadas de Oeschle, siempre mi amigo Rolando me decía para inscribirnos pero me parecía aburrido y me daba pereza, sólo una vez me inscribí para obtener mi polo de la bicicleteada, lamentablemente llegué tarde a la repartición de polos y sólo me dieron un número, ya que estaba ahi me puse a pedalear por la via expresa y demás vias habilitadas, por el camino la gente alentando incluso mis viejos estaban por ahi, después de aquella experiencia ni mas quise participar, me dolía hasta debajo de las uñas, yo quería mi bici pero para divertirme no para esos esfuerzos.
Al llegar a España me compré una bicicleta, la cual utilicé para ir al trabajo, en el hospital éramos muy poquitos los que íbamos en bici, pero siendo Talavera tan pequeña es un buen medio de transporte poco aprovechado. En Amsterdam es demasiado alucinante como utilizan ese medio de transporte.
La bicicleta puede servirte como medio de transporte, como deporte, como paseo, o como juego, mi consejo es que si no saben manejar bici, aprendan y sobretodo la usen para lo que la usen siempre disfruten y diviertanse.





 Foto : En Amsterdam alquilamos un par de bicis con mi amigo Fabri para movilizarnos


Foto : Aparcamiento de bicicletas mas grande del mundo en Amsterdam


Foto : Parking subterraneo de bicis en Brujas


Foto: cada cual pasea como le parece, este señor disfruta el paseo en bici casi desnudo, en Amsterdam a 6ºC


Foto : huyendo con el alcohol en la mochila


viernes, 28 de marzo de 2014

Encarguitos o encomiendas?

La semana pasada vino de Lima a España mi madre con mi esposa, y una amiga me pidió el favor de que le traigan una bolsita pero que terminó siendo un paquete, sinceramente no nos importó porque es una buena amiga y había espacio en las maletas, así que no hubo el contratiempo de dejar algunas cosas  y talvez entre ellas alguna importante para mi amiga.
Esto de los encargos es muy frecuente entre la gente que vivimos en el extranjero, alguien se entera que vas o vienes de Perú y te piden aquel a veces terrible favor, y digo terrible porque sinceramente muchas veces no se cuenta con espacio o el peso está al limite y con el dolor de mi corazón tengo que negar llevar algo, esto conlleva a que si yo quiero mandar luego algo por mas minúsculo o vital que sea no me harán el favor de llevarlo, porque el resentimiento queda ahí marcado en sus corazones, jajaja.
Para esto de los encargos hay que tener un poco de tacto y tino, no puedes mandar un kilo de papa amarilla desde Lima por ejemplo, o una pata de jamón ibérico hacia Lima. A veces es difícil de entender que son nuestras maletas y nuestras necesidades las prioritarias, que es nuestra voluntad si queremos o no llevar algo, por último si nos da o no la gana de llevarlo.
Yo soy generoso con mis amigos y familia, cuando puedo llevar o traer lo hago, mi familia para ser sinceros no son de pedirme este tipo de favores y si es así son pequeñas cosas que ocupan un mínimo espacio y peso, pero los amigos, esos si son la muerte, por si acaso a los que me leen y les he llevado o traído cosas no se me ofendan, lo que escribo no es crítica, como digo lo hago con cariño y siempre he sido sincero si no puedo llevar lo digo directamente.
Entre los encargos que he traído desde Lima hay desde unas panties, ropa, golosinas, dinero hasta una lata de atún, cuando pregunté a mi amigo me dijo que el de acá no sabe igual, hasta cosas curiosas que les contaré; una amiga me dijo que su madre dejaría una bolsita para traer a España, yo cogí la bolsa y no la revisé, el vuelo bien todo normal, pero al llegar al aeropuerto de Madrid me detiene un guardia civil y me dice que abra la maleta, previamente la pasa por la maquina, y cuando la abro me dice que abra la bolsa del encargo, y oh sorpresa, no podía creer lo que veía, el guardia civil llamó a su superior, me miró me pidió documentación y me preguntó : "es harina no doctor?, y yo respondí : "si señor es chuño" después de darle una explicación de que traía ese producto porque era bueno para cierto tipo de heridas y gracias a que contaba con mi carnet de colegio médico español, la guardia civil creyó mi argumento y tras la advertencia de que esos productos pueden confundirse con otras cosas ilegales me deseó suerte y que prosiga mi camino, pues si la madre de mi amiga había mandado harina de chuño (papa deshidratada) que dicen que es bueno para las escaldaduras de los niños, encima no estaba embolsado era el de granel, la verdad es que me veía en el cuarto oscuro con la luz directo a mi rostro con los antinarcóticos pidiendome nombres de los cabecillas. Todo este periplo no le conté a mi amiga porque seguramente la haría sentir mal, sólo le dije que la próxima vez no traería cosas que puedan confundirse con sustancias ilegales.
Siempre he tenido la mala suerte que me paren los agentes policiales, la primera vez que llegué a España pasó lo mismo, y traía ají y comida en sobres, igual pasó por la maquina y luz roja, a llamar a superiores, y me preguntó si llevaba comida instantánea, si le dije, abrí la maleta y le dijo al subalterno son estos sobres, cogiendo uno de los sobres de carapulcra instantánea.
Una vez que fui a Perú con un amigo, él me llevaba una maleta y me preguntó como iba eso del botón rojo o verde y le digo si sale rojo tienes que pasar por la maquina y te registran la maleta, pues está claro que me tocará me dijo, y así fue, en la maleta que me llevaba habían regalos para la familia, parecía un maleta de contrabando, felizmente no le dijeron nada aunque mi amigo sudada y tenía cara de desmayo.
A veces no es culpa nuestra la exageración de los encargos y es de la familia, tu le dices a tu familiar que hay un amigo(a) que va a venir y que puede hacer un espacio en la maleta para un pequeño encargo, y la familia en su afán de demostrar su cariño manda la encomienda, y me ha pasado a mi que una amiga me dijo que tenía espacio que si quería algo que avisara, y así fue, pero cuando me preguntaron que te gustaría yo di una lista pero nunca imaginé que me mandarían la lista completa, mi amiga accedió porque venía con la maleta casi vacía, disculpas y bochorno tras la entrega, ella me dijo que normal que no pasaba nada pero eso si ni más me volvió a avisar cuando va o viene de Perú, jajaja.
Ahora no suelo pedir que me envíen o enviar, talvez algo puntual, pero como se que a veces se mal interpretan encargos por encomiendas, mejor me abstengo.
Pero si son de los que están en el extranjero como yo y van a traer o llevar algún encargo, siempre revisen lo que hay porque puede que lleven harina de chuño y no todos tendrán mi suerte.


Foto : Abastecimiento que trajo mi mamá y mi esposa en su última llegada a España


sábado, 15 de marzo de 2014

Mi guitarra

Hace unos días ha llegado a mi casa mi última adquisición vía internet, me he comprado una guitarra eléctrica, después de muchos años de tocar sólo guitarra acústica, o electroacústica pues decidí comprarme una eléctrica.
Quería contarles como empezó mi historia con las guitarras, y es que desde pequeño yo ya sabía coger una guitarra, mas no tocarla. Cuando tenía mas o menos cuatro años mi padre se compró junto con mi tío, y mi abuelo una oferta, si no me equivoco en SEARS lo que actualmente es SAGA, eran tres guitarras Falcón, y estaban a buen precio, las guitarras Falcón era muy conocidas en el Perú por su alta calidad y performance, sin embargo eran varios hermanos y ahí estaba el truco del gran almacén, exactamente no era la famosa Falcón, mas bien era Erasmo Falcón, uno de los hermanos, la calidad no era mala pero obviamente no era la famosa guitarra. En fin, la cuestión era que en mi casa ya había un instrumento musical, y mi padre no era un maestro en la guitarra pero si que sabía algunos acordes y se defendía, en el recuerdo queda cuando se sentaba en el sofá de la sala a tocar canciones de Los Iracundos o de The Beatles o de Los Doltons, y ya le cantaba a mi madre algunas canciones que sinceramente no se si eran composiciones suyas o de algún grupo.
Bueno pasaron los años y por falta de tiempo, mi padre se descuidó de la guitarra, ya estaba empolvada y algunas cuerdas ya estaba rotas, pero el material continuaba bien, así que deicidí sacarla de lo alto del armario, limpiarla y pedirle a mi viejo que me enseñe a tocar, previamente tuve que buscar cuerdas, y me recorrí ferreterías y encontré las cuerdas en una que quedaba en Calcuchimac por el parque del tanque de agua, este dato es para los que conocen el barrio de Salamanca en Lima; pues me costó todos mis ahorros, creo que el señor de la ferretería abusó con el precio porque no encontraría otro sitio cercano donde comprar cuerdas.
Después del cambio de cuerdas con el respectivo afinamiento, mi papá me dejó de tarea aprenderme dos notas musicales, así fui progresando hasta que me aprendí todas las notas, bueno "aprendí" porque realmente las tocaba muy mal pero como le diría Ron Damon al chavo "ahí se va", para ser sincero no le di continuidad y dejaba de tocar, luego algún amigo se ponía pilas y yo también pero nunca le puse empeño suficiente.
En el colegio, con mi amigo Kuri tratábamos de sacar algunos punteos y nos emocionábamos cuando nos salía alguno pero, y que me disculpe Kuri, nunca fuimos virtuosos de la guitarra. En el cole también un amigo se interesó por la guitarra, mi brother Fabri, no se si ya tocaba antes, era muy malo pero empeñoso se compraba revistas y trataba de sacar las canciones y practicaba mucho, ahora toca bastante bien e incluso ha formado parte de algunos grupos, ya contaré con mas detalle algunos anécdotas.
Ya mas adelante me enamoré y empecé a hacer "poemas", pues esas caídas que te da el estar enamorado te llevan a un estado de inspiración raro, y a pesar de mi escaso nivel de guitarra mi desfachatez me llevó a tratar de ponerle música a eso que yo llamaba poemas, me fue difícil y casi imposible, por lo que hice lo contrario, lo que sabía de guitarra le puse letra e hice una canción, aunque fue mala, lo reconozco, me daba igual era una creación mía y me sentía feliz, me cambió el estado de ánimo, la guitarra había logrado que me sintiera feliz.
Es por eso que luego han pasado por mis manos otras guitarras, acústicas y la última una electroacústica, sin embargo no he puesto la dedicación que debo de ponerle para poder tocar bien, esta vez me he comprado una guitarra eléctrica y pondré mayor dedicación y haré música porque me hace feliz, porque me cambia mi estado de ánimo y me estimula.
Un instrumento musical puede ser un compañero(a) en nuestras vidas que aguantará nuestros sentimientos y que los expresará en melodías, esa melodía que podrá llevarte a un estado de ánimo diferente y transportarte a un lugar distinto, a tu espacio, a ese mundo que has creado, donde solamente tu sabes lo que hay adentro.

Fotos : Mi nueva compañera musical






viernes, 7 de marzo de 2014

He regresado

Después de un parón de publicaciones he regresado, para algunos esto del blog es una tontería, incluso uno me ha dicho que soy patético, pero como todo en la vida a mi me resbala, miro a un lado, sonrío y sigo caminando.
La razón por la que empecé a escribir fue porque quería contarles mis experiencias y que sepan que son parte de mi vida, ya que en algunas de ellas estarán presentes, y en otras que se sientan identificados, porque las cosas que me han pasado no son exclusividad mía obviamente y estoy seguro que cuando leen las historias empiezan a recordar hechos que les han sucedido, mi deseo es que cuando lean las historias creen las mismas sensaciones que siento yo al recordarlas, de alegría sobretodo, aunque se que algunas les ha sacado alguna lágrima, y como dijo alguien recordar es volver a vivir, pues me gusta volver a vivir.
A pesar de las criticas por mis faltas ortográficas, o por el mal uso del lenguaje o de las comas o puntos, o porque a alguien le parecía absurdo esto de escribir un blog, eso no fue lo que me hizo dejar de escribir, como lo he dicho antes eso me da igual, recibía las criticas constructivas de buena onda y trataba de corregirlas y a las otras les sonreía y pasaba de frente, en fin. El motivo real fue la falta de tiempo, tenía muchas actividades que hacer y no me sentaba a escribir.
Espero escribir mas seguido, talvez no todos los viernes como solía hacerlo, pero trataré de que se entretengan un rato con mis historias, que también son las suyas o vuestras como quieran que lo escriba jajajaja.
Por cierto, se que esto puede incomodarle un poco, pero agradezco infinitamente a mi esposa porque sin ella me sería imposible escribir.
Gracias por leerme.

viernes, 10 de enero de 2014

Póngale cero por bruto

No se si habrán visto en las noticias de Perú que hay una congresista peruana Luciana León que está envuelta en un debate porque el que fue su profesor en la Universidad y actual ministro de Justicia de Perú, Pedro Cateriano, hizo correr el rumor que le ayudó a pasar de curso porque sino lo repetiría por tercera vez y según entiendo sería motivo de expulsión de la Universidad, luego ella a través de su cuenta de YouTube lo ha retado a demostrar que fue suspendida (jalada) en algún curso y que pida disculpas, en fin.
Todo esto, aparte de causarme risa y recordarme mucho a los capitulos del chavo del ocho en la escuelita, me ha hecho recordar a esas anecdotas de los plages (chuletas) o cuando queríamos ser el hombre de goma y estirábamos el cuello para ver la respuesta del que estaba adelante o girarla como el exorcista para ver el examen del compañero de atrás, o talvez eras tú el que había estudiado y veías como sobre tu hombro se asomaba una cabeza y te susurraba que pusieras mas hacia un lado tu hoja o incluso que escribas mas claro, o aquellas respuestas que nos pasábamos en los borradores o lanzabamos en papeles, y no sigo porque estoy quedando como un experto en la materia, solo es lo que me han contado como diría alguno.
Yo recuerdo en el colegio haber copiado algunas veces, mi método era escribir en un papel y sacarlo cuidadosamente o poner el cuaderno debajo del pupitre y abrirlo para copiar alguna respuesta, por suerte nunca fuí pillado, solamente una vez se acercó mi profesora de historia, yo me hice el desentendido, tenía mi libro abierto de par en par, la mitad en mis piernas y la otra mitad dentro del pupitre y por mas que intentaba empujarlo con mi cuerpo para que entre todo al pupitre no podía, hasta que llegó a mi sitio, me cogió del cabello y levantó mi rostro y me dijo "crees que soy tonta no? ya me he dado cuenta que tienes algo en el borrador, enseñamelo", se lo enseñé y al ver que estaba sin nada escrito me pidió disculpas y siguió dando su paseo entre el pasillo que formaban las filas de carpetas, no voy a mentir que me estaba por lo menos orinando en los pantalones, pero eso me sirvió de lección, asi es, para ser más cuidadoso la próxima vez que intentara plagiar. Una vez un amigo hizo rollitos pequeños de papel unidos con celo (cinta scotch) y con letra diminuta y todo un capítulo, hizo negocio con los rollitos y se hacía unos seis u ocho, yo me preguntaba si después de haber hecho eso no se la había quedado ya el capitulo grabado en su mente pero el seguía sacando su rollito en el examen, talvez era marketing publicitario. El clásico susurro de pásame...seguido del número de la pregunta es un clásico, o el profesor que se duerme o se hace el desentendido. Otra de las cosas del cole que recuerdo es que en alguna ocasión coordinamos con algunos amigos, y si lo estan leyendo saben quienes son, que temas estudiar para que a la hora del examen cada uno aporte su granito de arena, asi obteníamos mayor nota.
Había un amigo en el colegio que no necesitaba estudiar mucho porque con un repaso ya estaba listo para el examen y es que es un genio; pues mi gran amigo nos salvó en muchas ocasiones, yo diría que salvó mas a una compañera que a otros como yo, pero nunca fue mezquino como otras que tapaban su examen para que no copien sus respuestas o se hacían las sordas o sordos, talvez tenían razón y pensarían que tanto estudiar para que otro se lleve el mérito no era justo.
En la Universidad recuerdo que había un amigo que se dedicaba a estudiar lo justo para aprobar, si eran once temas estudiaba seis y aprobaba, y cuando no los aprobaba en los examenes de recuperación siempre tenía la suerte de que alguien se compadezca de él y le diga algunas respuestas y terminaba pasando de año, pero no voy a hablar mas de mi amigo. Yo tuve dos experiencias, una en primer año y la otra en segundo, una fue física, con un amigo habíamos planeado ayudarnos, pero apenas entramos y nos sentamos nos cambiaron de sitio, sin embargo al salir del examen nuestras respuestas eran iguales, estábamos felices hasta que salieron las respuestas buenas, desaprobados y no pongo cuantas buenas teníamos por vergüenza; la segunda fue en fisicoquimica, era un examen sustitutorio, sólo necesitaba un once de quince ( la nota maxima que te ponían por ser sustitutorio), había estudiado con un profesor particular y me había leido todo el libro del jefe del curso, es decir me sentía segurísimo, pues ni bien empezó el examen un amigo me toca el hombro para pedirme un lapicero yo giro un poco la cabeza y el doctor dice "alumno cinco puntos menos en su examen, que sirva de ejemplo, aca no se viene a copiar", pues ya estaba perdido, a pesar de ello saqué quince menos los cinco puntos pues ya saben, no me valió de nada la jalea y el par de chelas que me invitó mi compañero que me pidió el boligrafo, ya me habían suspendido.
Por si acaso esa "ayuda" en los examenes fueron en muy contadas ocasiones, solo que te quedan muy marcados esos recuerdos.
Al final en este mundo el que es bueno siempre lo será, si no te esfuerzas quedarás estancado, los exámenes son meros entrenamientos, tu capacidad se mide cuando estas en acción en lo que te desempeñas, si tienes buenas notas en tus evaluaciones es bastante probable que seas bueno en lo que haces pero no necesariamente es una regla, en el caso de mi carrera los buenos médicos se ven en las urgencias reales y no en las que estan en un test.



http://www.youtube.com/watch?v=PmbEHlS1Ec4

lunes, 30 de diciembre de 2013

Año nuevo en Amsterdam

La bienvenida a un nuevo año siempre ha sido para mi una gran fiesta, eso que dicen que como recibas el año será todo el restante de los días, pues esa es mi filosofía, así que siempre quiero entrar con alegría a un nuevo año, visionando proyectos y metas, me encanta el año nuevo, es como se va todo lo malo y todo lo bueno será mejorado.
Año tras año trato de disfrutar el año nuevo, esté donde esté, muchas veces en mi casa de Olimpo hacíamos fiesta, alguna vez salía de juerga, en fin muchas salidas, hoy les contaré una de ellas.
El primer año que llegué a España fue algo duro, estaba prácticamente solo en la ciudad, mis amigos y familia lejos, incluso mi esposa demoró en llegar por la burocracia del consulado. En Madrid tengo a mi primo Fito y su familia y a mi tío Efrain pero los veía poco por los estudios, y en cuanto a amigos para mi buena suerte estaba viviendo un gran amigo, Fabricio, nuestra amistad se inició en el colegio y se mantuvo a pesar de la distancia.
Se acercaba el año nuevo y la verdad había sido un año muy duro y quería despejarme de todo, quería una buena juerga, y quien mejor para ello que Fabri. Nos reunimos para planificar nuestro fin de año y nuestra mente fijó un objetivo, Amsterdam, y a lo loco compramos los pasajes.
Un día antes de embarcarnos hicimos compras para la supervivencia, nos fuimos al Lidl y cogimos lo esencial un pan grande tipo bimbo, jamón, queso, chorizo de pamplona, una docena de latas grandes de cervezas, tres freeway cola y tres freeway naranja, y un whisky de tres euros.
Con tan sólo los pasajes comprados, unos cuantos euros de bolsa de viaje, y la maleta llena de alcohol y comida nos íbamos a Amsterdam.
El día del vuelo nos levantamos tarde porque el día anterior nos tomamos unas cuantas cervezas y un vino, para ir calentando, Fabri cogió el coche y lo dejó cerca a una estación de metro (Barajas) y llegamos a embarcar, la maleta de suministros fue a la bodega, y llegamos corriendo al avión, por las miradas de los pasajeros éramos los últimos en abordar y nos estaban esperando para despegar.
Al llegar a Amsterdam nos pusimos a buscar hospedaje, un treinta de diciembre, por suerte encontramos habitación mixta en un hostel con dieciocho literas (36 camas). Ahí conocimos gente de muchas partes del mundo, nos hicimos muy amigos de unos portugueses André y Micael, hasta ahora seguimos comunicándonos, habían personajes raros, un italiano que nos acompañó en algunas salidas de nombre Carlo, un loco que estaba muy quemado, el tuvo un incidente en la habitación, se puso a cantar una canción y a silbar a todo pulmón y había uno que era del personal del hotel que estaba durmiendo y le dijo que se callara, Carlo se enfadó y le dijo mil palabras en italiano y le gritaba y silbaba en su oreja, luego nos sonrió y nos dijo para ir a tomar unas cervezas que el invitaba; las únicas chicas de la habitación eran brasileñas y estaban muy guapas, el resto se repartía entre australianos, estadounidenses, e ingleses; un día llegó un negro holandés que no le gustaba mucho el agua, y sinceramente preferíamos abrir las ventanas y pelarnos de frío, antes de que el aroma de sus pies se apodere de la habitación, y eso que dormía con los zapatos puestos.
Después de haber paseado por Amsterdam y haber disfrutado de sus paisajes y su frio, después de nuestros almuerzos de pan con queso y chorizo acompañados con freeway cola, después de andar por el red light district tratando de filmar algo para el recuerdo, después de pasear en bicicleta y después de  haber bebido unas cuantas cervezas, pues ya era el día de despedir el 2007.
Estábamos muy impacientes por la fiesta en Damn Square (la plaza mayor) ya que habíamos visto vídeos de la juerga que se armaba ahí. Sacamos nuestras provisiones del cilindro que servía de ropero y nos dirigimos a Damn Square, y veíamos como el cronómetro iba cuenta atrás, y nosotros cerveza tras cerveza, pero muy cerca al escenario. Un tío que estaba a nuestro lado se encontraba  muy colocado (drogado, stone) primero nos incomodaba su estado pero luego ver su cara china y su afán de querer reírse pero no poder hacerlo, hacia el gesto pero no le salía el jajaja, nos contagió su "entusiasmo" y en vez de echarlo, le hicimos espacio para que se quede. A falta de unos diez minutos mi vejiga dijo basta, y no podía mas, tenía que ir al baño, Fabri renegando porque nos alejaríamos del escenario pero como buen amigo, aparte que yo cargaba el alcohol, me acompañó, al salir del baño era imposible regresar , y empezó la cuenta atrás, se inició el 2008 y con el una borrachera infernal para mi que empecé a beber el whisky maldito que me dejaría una buena resaca.
Recuerdo que después de la cuenta atrás no hubo la fiesta que habíamos visto años atrás, así que nos pusimos a beber con gente en la plaza, y no me pregunten muchos detalles porque recuerdo vagamente como me tomé foto con dos serbios, luego bebimos con unos catalanes que tenía una novia holandesa que todo decía si porque no entendía español, y sinceramente disfrutamos de una buena juerga, lástima que para mi las luces se apagaron pronto, Fabri me llevó al hostel y siguió de juerga, yo en el hostel recuerdo que en la habitación seguía la juerga, había música en la habitación,  una brasileña se había echado novio por año nuevo, mi amigo André le mordió la nariz a un australiano porque se puso bravo y el solo entendió "mother" y a pesar de no saber ingles cualquiera sabe que si te dicen gritando alguna frase que contenga la palabra "mother" cosas buenas no te están diciendo,  y como se le acercó tanto el australiano como para darle un cabezazo pues André le mordió la nariz.
Al día siguiente desperté resaqueado pero feliz, había pasado un feliz año nuevo y con un gran amigo.

 Foto : en año nuevo todos somos colegas, con dos serbios brindando
 Foto : Bruno, Carlo, Yo, Fabri y André (de izq. a der.)
 Foto : Por los canales de Amsterdam con mi brother Fabri
 Foto : la solución mágica para la resaca, una combinación de fármacos (todos legales)
 Foto : Posando con Freeway cola y mi sandwich de jamón con queso
 Foto : En el mejor bar de Amsterdam, Excalibur, salud!!!
 Foto : sacando las provisiones de nuestro "armario"
Foto : nuestro pequeño refugio, la habitación del hostel

lunes, 23 de diciembre de 2013

Ambiente navideño

Esta vez es mas que una vivencia, una opinión. Feliz Navidad.
Esta época del año no me gusta, la Navidad me parece un invento mercantilista, y que decir de Papá Noel o los reyes magos, todas esas historias, una de un señor que vivió en el polo norte y que le llevaba regalo a los niños y la otra que cuando nació Jesús, que por cierto no se sabe con exactitud la fecha de dicho acontecimiento, vinieron tres magos trayéndole regalos, que en la Biblia no dice que eran reyes ni tampoco cuantos eran, pero luego se inventó que eran reyes magos y en número de tres porque traían tres regalos incienso, mirra y oro, en fin no voy a entrar en detalle porque hay gente que conoce mas del tema y puede que me debata con evangelios y que lo interpreten de otra manera. La cuestión es que ahora llegan la Navidad y la visita de los reyes y con ello los regalos, da igual si te has portado bien o mal, los padres siempre le compran a los niños lo que está al alcance de sus posibilidades, al menos eso creo, un niño que se ha portado muy bien, y ha sobresalido en todo merece lo que el quiera pero si sus padres no pueden pagarlo no viene papá Noel o los reyes magos con el regalo, y si un niño ha sido muy malo y sus padres tienen la posibilidad de comprarle algo, pues ya no le compran la Xbox ONE con diez juegos ahora sólo con uno por haber sido "malo".

Hay otras personas que en estas fechas se ponen sensibles, se les "ablanda" el corazón, y a ese mendigo al que siempre ignoraban ahora lo ven y le dan un pan con un café, al niño que sube a vender caramelos al bus al cual siempre le daban la espalda o se hacían los dormidos, en estas fechas si es posible le compran la bolsa de caramelos y lo miran con lagrimas en los ojos, talvez debamos de decirle a esa gente que es navidad todos los dias para que se conmuevan con su prójimo como en estas fechas. No me parece nada mal que lo hagan pero que sean constantes, que no sea porque es esta fecha , que piensen que van a hacer su buena acción y asi lmpiar su consciencia.
Los niños son el motor de estas fechas, y debido a todo este mercantilismo que se ha ido creando, también se ha ido incrementando la ilusión de los niños, y no importa la clase social, por lo que da igual si tu condición te permite comprar un avión a control remoto o un avión hecho de papel, los niños están ilusionados con que tendrán un regalo, una cena o por lo menos un desayuno navideño, y no les puedes decir a esos niños que todo es una creación capitalista, a ellos que mas les da. Felizmente para apaciguar esa pena hay gente que se acerca a albergues y da desayunos, juguetes, al menos su miseria, creada por el mismo hombre que creó la ilusión navideña, queda disimulada.
No puedo negar que de niño me emocionaba con la navidad, obviamente esperaba esta fecha para recibir regalos, trataba de portarme mejor en estas semanas para que llegue el regalo deseado, aunque siempre mis padres me daban talvez mas de lo que merecía,  aparte de recibir el regalo que habia pedido tenía la impresión que también recibía el regalo que les ilusionaba a mis padres, ese que ellos lo veían en la tienda y les parecía genial, esos regalos que les ponian pilas y se ponían a jugar ellos y te pedían a gritos que los utilices, y tu eras feliz con algo de menor cuantía económica, como aquél de un comercial de televisión que un niño encuentra un palo en su regalo de navidad y se emociona, pues igual yo, me emocionaba con el pequeño carrito de metal y mis padres querían que juegue con el carro a control remoto que se encendía las luces y hablaba, disfrutaba de mis regalos hasta que el sueñome vencía. De adolescente salía con mis amigos, llegaba a la cena y después del brindis nuevamente me iba con mis amigos a beber unas cervezas. Ya a partir de los veinticinco mas o menos prefería quedarme en casa y disfrutar de ese ambiente familiar, al cerrar mis ojos puedo remontarme a mi casa en Olimpo, mi tía Ana con mi mamá y mi abuelita cocinando el pavo, por otro lado las verduras y las papas hirviendo para hacer una ensalada rusa que acompañe al plato principal, mi padre aún en short y polo haciendo algún arreglo de último minuto en la casa, mi hermana colocando en la mesa el champagne y el panetón, luego mi papá pondría alguna emisora de villancicos, el olor de pavo al horno anunciaba que estaba próxima la cena que se serviría a las doce, y por fin todo listo para hacer el brindis, tras lo cual abriríamos los regalos que estaban debajo del árbol navideño, que recuerdos.
Mis últimas navidades las he pasado de guardia, trabajando, lejos de casa, aunque no le doy importancia a estas fechas, no puedo negar que echo de menos el ambiente familiar que se respira en estas fechas.